Logo-Ana-Badiola-2
Menú
elegir-dudar-camino

Escoge el buen camino y logra lo que quieres

El filósofo René Descartes dijo que existían dos cosas que nos ayudan a avanzar: ir más deprisa que los otros o ir por el buen camino.

¿Qué te parece si hoy hablamos de cómo avanzar por el buen camino? el camino que te lleva hacia donde quieres estar.

Por mi trabajo he conocido a muchas personas que quieren, quieren de verdad, sin embargo no llegan nunca.

Se bloquean y se quedan en esa zona de confort o zona de seguridad.  

Los miedos de explorar todo lo que pueden lograr, viviendo nuevos retos y aventuras, logran que las personas renuncien a vivir la vida que se merecen…un mejor trabajo, una mejor relación de pareja, una mejor vida social, una mejor salud…

Recuerda que para poder progresar es necesario experimentar.

Por eso hoy comparto contigo  los ingredientes que necesitas tener en cuenta para avanzar, sin perderte o despistarte, en la ruta.

Seguro que esta estrategia te servirá para iniciar la ampliación de tu zona segura logrando nuevas metas.

Tres elementos necesarios para avanzar e ir por el buen camino.

En mi formación como Coach en Intervención Estratégica aprendí que existen tres formas de no perderte en el camino hacia tus metas y que nos procuran avanzar. Ahora bien quiero ser honesta, sólo si lo llevas a la práctica, funciona. No esperes milagros solo tú decisión y acción te llevará a tu éxito.

  • Visión:

Una de las mayores dificultades cuando queremos lograr algo es saber con absoluta claridad ¿qué es lo que quiero?.

La mayoría de las personas en consulta vienen con un objetivo, generalmente lo que no quieren.

“No quiero ponerme tan nervioso cuando hablo en público”, “no quiero tener que pasar angustia cada vez que hablo con alguien desconocido”, “no quiero discutir todo el tiempo en casa”…

Saber lo que no quieres, te ayuda a ser consciente del  punto del que partes.

Sin embargo, saber lo que quieres, es  lo que realmente te pone en la casilla de salida,  ¿qué quieres lograr?, ¿qué quieres mejorar ahora en tu vida?, ¿qué quieres cambiar?.

Por ejemplo, “quiero en la próxima charla, ser clara y concreta”, “quiero hablar con seguridad y naturalidad”, “quiero poder organizar los contenidos”…

La visión es esa claridad necesaria para conocer, en qué punto estás, qué quieres, por qué, para qué, cuáles son los beneficios de lograrlo, en que te va a cambiar, a quién va a beneficiar es cambio a parte de a ti.

Tener un visión clara de lo que quieres, te ayuda a tener más facilidad para tomar la decisión de hacer lo que necesites hacer para conseguirlo.

  • Estrategia :

Tener visión clara de tu meta, al igual que el navegante tiene claro el punto  a donde quiere llegar, es crucial para ir por el buen camino como dijo Descartes.

Sin embargo sin mapa, sin un plan, sin estrategia, puedes perderte, despistarte, confundirte e ir a la deriva.

Pueden pasar 3 cosas,  no llegar nunca, llegar demasiado tarde o llegar agotado.

¿Qué beneficios te proporciona un buen plan?

  • Acciones claras, concretas y dirigidas.
  • Descubrir los recursos que ya tienes y los que aún necesitas  para lograr llegar.
  • Certidumbre: con una estrategia tendrás regulado el estrés del viaje. Sabrás siempre lo que viene después, lo que hay que cambiar y mejorar.
  • Información a raudales, cada vez que te tropieces, será una oportunidad para aprender.
  • Conocimiento, habilidades, recursos.

¿Merece el esfuerzo crear un plan estratégico para alcanzar tus objetivos y llegar a puerto por un mejor camino?

  • Coherencia:

Cuando sabes lo que quieres, cómo llegar a ello, y aún así no tomas acción, falta coherencia.

Coherencia es una alineación entre lo que piensas que quieres, lo que sientes que quieres y lo que haces para lograrlo.

Muchas veces puede haber algo dentro de ti, algo que te impide hacer lo que tienes que hacer.

Pueden ser miedos, pueden ser creencias que te limitan, puede ser un mal concepto sobre tu capacidad para lograr avances, o quizás una falta de confianza sobre tus posibilidades de éxito.

¿Qué parte de ti necesitas desarrollar para mantener  la coherencia?

Tu comunicación interna, tu habilidad para gestionarte emocionalmente, tu destreza para liderar tus decisiones, son claves para mantener ese equilibrio emocional que es absolutamente necesario para avanzar.

Tus habilidades, tus conocimientos, tus destrezas, solo son una parte de lo que necesitas.

El resto es tu identidad,  tu carácter, tu temperamento, tu personalidad,  tu actitud lo que hará posible que todo lo anterior se potencie y esté enfocado al éxito.

De nada sirve tener habilidad para ser un gran comunicador si no logras gestionar el miedo ha hablar en público.

 

Por tanto ten en cuenta tu visión, la estrategia y la coherencia, cada vez que decidas moverte y caminar por el buen camino hacia un mejor lugar.

 

Descarga la guía Diseña tu plan estratégico 

 

Ana.

Atrévete a Liderar-T. Comparte tus inquietudes aquí

Desarrollo Personal

Regulación Emocional, Liderazgo y Psicología Positiva

Psicóloga,Coach,Formadora
Haz de tus palabras tus mayores aliadas.

Comparte

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

diecisiete − 8 =

Búsqueda por categoriás

Populares

Entradas relacionadas

¿Por qué el significado de tus palabras crea tu liderazgo emocional?.

“Las palabras tienen un poder mágico. Pueden traer la mayor felicidad o la desesperación más profunda”. Sigmund Freud. Las palabras construyen o destruyen, pero más que las palabras es el significado que cada persona adjudica a sus palabras lo que determina las emociones y decisiones de nuestro día a día.