Logo-Ana-Badiola-2
Menú
Romper-limites-renacer

Descubre 5 hábitos esenciales para romper tus límites

¿Es posible romper tus límites?, hoy te cuento los 5 hábitos esenciales para romper tus límites.  

Hace unos días asistí a una entrevista realizada por el copywriter especializado en desarrollo personal Ernesto Ortiz a Miquel Baixas, considerado  uno de los grandes referentes en mentoría estratégica de negocios online de habla hispana. 

Cuando me encuentro referentes en cualquier sector, me gusta escuchar y aprender, cómo ellos y ellas lo han hecho antes. Por supuesto compartirlo contigo.

¿Cómo han logrado saltar esa parte de nosotros saboteadora y esa mente limitante que  pone obstáculos constantemente?.

Aquí te dejo, los hábitos esenciales para Miquel Baixas con los que ha logrado romper sus límites y alcanzar sus metas con una carrera profesional de éxito.

5 Hábitos esenciales para romper tus limites

1. Compromiso:

Comprometerse con lo que quieres conseguir, primer hábito a lograr.

Cuando nos comprometemos con nuestra meta, ya sea comunicar mejor, hablar en público con confianza, mejor gestión emocional, dejas de negociar con todo lo que impida que logres tu meta.

El compromiso es un sello de coherencia que te permite hacer pensando y sintiendo de forma congruente. ¿Cuántos compromisos tienes hoy?, pareja, hijos, amigos, trabajo.

Si quieres lograr una meta, objetivo o sueño, sella un compromiso inquebrantable y situálo en los primeros puestos de la lista.

La motivación no es suficiente hace falta mantener tu foco y para ello necesitas compromiso.

2. Perseverancia:

Miquel Baixas contó en la entrevista que, uno de los hábitos que más le ha costado lograr es la constancia. Precisamente esta constancia es la que nos lleva a lograr crear un hábito.

Si para ti ser constante en el día a día es un reto, y hasta hoy no has podido conseguirlo, búscate una persona aliada.

Alguien que te ayude a mantenerte todos los días en acción para cumplir con tu objetivo. Hasta que esta constancia se un hábito y no te cueste tanto.

Da igual como hicieras en el pasado, la disciplina, la constancia, la organización son habilidades que pueden desarrollarse a cualquier edad.  

Con total convicción, la constancia es absolutamente necesaria para lograr tu meta. ¡Desarróllala!

3. Calma:

Cuando escuché a Miquel hablar de que la calma es un hábito necesario para saltar limites, sencillamente sonreí.

Llevo años entrenando  este hábito en mi vida diaria, para elevar mi creatividad, mejorar mi estado emocional, ampliar mi claridad en la toma de decisiones, y ser así más productiva sin sufrimiento.

Cada vez tengo más claro que respetar los espacios de calma, es la única forma de mantener mi energía, creatividad, resiliencia, compromiso y acción diaria para seguir alcanzando metas.

¿Cuánto te cuesta tener espacios de calma?

Si te cuesta encontrar esos espacios y si los has encontrado pero no los respetas, quizás hay una o más creencias sobre esto te lo esta impidiendo.

Algunos/as de mis clientes/as, no se dan esos espacios porque les hace sentir culpabilidad, al creer que esto es perder el tiempo. Que el sentarte unos minutos simplemente a no hacer nada es irresponsable, es perder tiempo, es de personas vagas.

¿Te pasa a ti también?

Pues como lees en este post, las personas de éxito saben que los espacios dedicados a calmar, son esenciales para ser más productivos y alcanzar tus objetivos más rápido y mejor.

No te sientas culpable, cuando te sientes a no hacer nada o simplemente a pasear,  estarás invirtiendo tiempo en tu creatividad, el cerebro se vuelve más creativo cuando se le dedica un tiempo para la calma. Las mejores ideas y decisiones aparecen en estos espacios.

¡Vamos, crea los tuyos!

4. Pensar:

Dedicar un tiempo a pensar significa, dedicar tiempo a escuchar lo que te tienes que decir, atender a tu dialogo interno.

Desactivar el botón de nuestra mente automática, y dedicar tiempo a mantener una conversación con la persona más importante en tu vida.

Pensar para poder, crear, idear, buscar opciones, soluciones, recursos, conocimientos.

Pensar serenamente, sin juicios de por medio, activa tu talento, conecta con tus conocimientos, habilidades, actitudes y compromisos.

Este momento para pensar es necesario para llevar tu meta al puerto que realmente quieres ir, y no dejar el barco a los impulsos de las olas y llegar a un puerto al que no has decidido ir.

Las decisiones que no tomes tú, las tomaran otros por ti.

5. Estrategia:

Finalmente, Miquel Baixas habló de estrategia.

Siempre hace falta un plan, una estrategia, un mapa que nos guíe y nos sirva de referencia.

Sin esto es fácil que te pierdas por el camino, que esa meta se torne demasiado lejana y difícil de alcanzar. 

Sin estrategia nos salimos rápido del camino hacia esa meta, porque son caminos duros, y en los que tirar la toalla es más fácil que continuar.

Por eso necesitamos un plan, para saber cómo sortear todas esas dificultades y seguir, seguir, seguir, hasta lograrlo. Superar las frustraciones, los miedos, las desilusiones, la rabia. Y volver de nuevo a caminar con energía para alcanzar tu meta.

Piensa en el objetivo detrás del que estas ahora, y escribe en un cuaderno, qué estrategia has ideado para lograrlo, cuales son las acciones que necesitas realizar todos los días para acercarte cada vez más a esa meta.

Sin plan el barco navega por impulsos, sin liderazgo, y así es muy probable que al puerto al que llegues no te guste.

Y para que sea más fácil idear estrategias eficaces, te dejo este enlace donde puedes descargar gratuitamente la Guía de objetivos poderosos.

 

Un fuerte abrazo, Ana.

Atrévete a Liderar-T. Comparte tus inquietudes aquí

Desarrollo Personal

Regulación Emocional, Liderazgo y Psicología Positiva

Psicóloga,Coach,Formadora
Haz de tus palabras tus mayores aliadas.

Comparte

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

13 − once =

Búsqueda por categoriás

Populares

Entradas relacionadas

¿Por qué el significado de tus palabras crea tu liderazgo emocional?.

“Las palabras tienen un poder mágico. Pueden traer la mayor felicidad o la desesperación más profunda”. Sigmund Freud. Las palabras construyen o destruyen, pero más que las palabras es el significado que cada persona adjudica a sus palabras lo que determina las emociones y decisiones de nuestro día a día.